Indice:

¿Qué es? La historia del Hidromiel:

El Hidromiel Vikingo (Inglés moderno: Mead) (”Inglés antiguo: medu, meodu”), (Nórdico antiguo mjöð), (”Danés: Mjød”) es considerada una de las bebidas alcohólicas más antiguas, concebidas, y consumidas por el hombre. Su datación es más antigua que la de la cerveza y el vino, y aunque se le compara a este último, se encuentra en una categoría distinta. Ha podido encontrarse evidencia arqueológica datada de antes del 7000 a.c.

Su obtención es mediante la fermentación de agua y miel, alcanzando niveles alcohólicos desde 4% hasta el 18% según la relación de sus ingredientes, así como su tiempo de fermentación y las características de las levaduras.

Su preparación es de múltiples orígenes, aunque más conocida por los apartados e importancia en las mitologías nórdicas (El Hidromiel de Poesía). Sin embargo, se le ha encontrado en distintas preparaciones desde el continente Asiático, pasando por las Europas hasta las Américas.

Es así como las preparaciones del hidromiel son tan diversas como las civilizaciones en las que se encuentra, tales como: Celtas, Griegos, Romanos, Sajones, Normandos y Vikingos. Sin mencionar distantes al territorio Europeo, como los Mayas o Hindúes en relatos con datación al periodo Védico.

En la Grecia antigua se le conocía con el nombre de Melikraton, y según el relato de Gaius Plinius, la primera receta de elaboración de Hidromiel fue dada por el Rey de Arcadia, Aristeo.

En la época de invasión de los Romanos a Inglaterra a eso del siglo I (primero) de la era presente, encontraron que sus pueblos nativos consumían una bebida con base de miel. Los Romanos contaban con su propia versión, y llamaban a ésta “Aqua Muslum”, que era una mezcla con vino.

En las Américas precolombinas, los Mayas hacían una disolución de agua, miel y trozos de la corteza de un árbol denominado “Balche”. Dejaban dicha mezcla a fermentar hasta obtener una bebida alcohólica, consumida en festividades de distintos tipos.

Sin embargo, y sin lugar a duda, la dulce y célebre bebida es más conocida por su elaboración y consumición entre pueblos germanos, mal llamados “Vikingos”. Y más específicamente con el mito de “El Hidromiel de Poesía”, también conocida bajo su nombre original: Óðrœrir.

Hidromiel de poesia Odin y Gunnlod-min

Mitología Nórdica: El Hidromiel de Poesía

Tras la conclusión de la guerra de los Æsir y Vanir, se reúnen para sellar su tratado de tregua; como símbolo, los dioses escupen en un barril, del que nace Kvasir (su nombre significa: jugo fermentado de vayas).

Kvasir fue entonces el más sabio humano que jamás haya vivido. Nadie fue capaz de presentar pregunta que este no pudiese responder, y rápidamente ganó fama viajando por todo el mundo dando consejos a la humanidad.

Pasado el tiempo, dos “enanos” Fjalar y Galar le invitan a su residencia, y pronto Kvasir llega, toman su vida. Su sangre es mezclada con miel y fermentada formando hidromiel. Esta, conteniendo los conocimientos de Kvasir, es denominada propiamente Óðrœrir (“Agitadora de inspiración”). Cualquiera la bebiese, se haría poeta o erudito.

Fjalar y Galar, aún sedientos de sangre, invitan a una pareja de “gigantes” (Jötnar), Gilling y su esposa.

Gilling es llevado al mar por los “enanos” a la mar, y tras volcar la barca en la que el “gigante” navegaba, este termina por morir ahogado.

Fjalar y Galar vuelven a su hogar a darle las noticias a la esposa del difunto Gilling, lo cual le hunde inmediatamente en pena y dolor. Fjalar ofrece llevarla a donde su esposo yace muerto, y al pasar el umbral. Galar, molesto con los maullidos de dolor, arremete la cabeza de la “gigante” con una piedra, arrancándole la vida.

Suttungr, hijo de Gilling, es enterado de los sucesos y furiosa captura a la pareja de “enanos” y les deja en un arrecife que rápidamente les cubriría con el agua de los mares, por la subida de marea. Fjalar y Galar, desesperados, ruegan por su vida, y como compensación por la perdida de sus padres, ofrecen el sagrado hidromiel, a lo que Suttungr accede.

Suttungr vuelve a casa y esconde el hidromiel en una cámara de la montaña Hnitbjorg, y encarga a su hija, Gunnlod para cuidar de esta.

Odín, informado del paradero de la hidromiel, e imparable en su eterna búsqueda por conocimiento, se disfraza de labriego errante, y dirigiose a la granja del hermano de Suttungr, Baugi. Allí encuentra nueve sirvientes que cortaban el heno, y cordialmente se ofrece a afilar sus guadañas; saca de entre su manto una piedra de afilar, y tras afiladas, los sirvientes se sorprenden de lo bien que las guadañas cortaban.  Al unísono ofrecen a Odín comprar la milagrosa piedra, a lo cual este acepta declarando que tendrán que pagar un alto precio. Seguidamente tira la piedra por los aires y el la lucha que se desata por poseerla, terminan quitándose la vida los unos a los otros.

Odín, se dirige a la puerta de Baugi, y se presenta como Bölverkr (“Trabajador de desgracia”), y se ofrece a cumplir con la labor de los nueve criados, y como recompensa pide un sorbo del hidromiel en posesión de Suttung. Este indica no tener control sobre el hidromiel, pero indica a Bölverkr que de ser capaz de cumplir con la labor de sus nueve hombres, gustoso ayudará a obtener su deseo.

Al finalizar el verano, Odín da por cumplida su promesa al gigante, quien accede a acompañarle a visitar a su hermano, Suttungr, para preguntar sobre el hidromiel. Suttungr, se niega airadamente. El dios disfrazado, le recuerda a Baugi su trato, y convence al gigante para que lo ayude a adentrarse en la vivienda de Suttungr.

Ambos se dirigen a una ladera en la montaña, que Baugi señala como la más cercana de la cámara subterránea. Odín saca una barrena de su capa y la entrega a Baugi y le indica perorar así la roca.

El gigante así lo hace, y después del arduo esfuerzo anuncia victorioso. Odín agradece a Baugi por su ayuda, y rápidamente se transforma en serpiente y ágilmente se desliza por el agujero. Baugi intenta fallidamente usar la barrena para apuñarle, pero Odín lo logra escabullirse justo a tiempo.

Una vez en el interior, se transforma nuevamente, esta vez en un joven encantador y se dirige a Gunnlod, donde custodiaba el hidromiel. Odín seduce a la bella gigante, y le hace jurar que de acostarse con ella por tres noches, esta le conceda tres sorbos del hidromiel.

Tras tres noches, Odín se dirige hacia donde el hidromiel encontrábase, y de un sorbo por vez, vació el contenido de cada una de los tres barriles.

Una vez más, Odín cambia de forma, esta vez en una majestuosa águila, y vuela hacia Asgard, con la delicada bebida de miel en su interior. Suttungr prontamente descubre el engaño, y se transforma así mismo en águila y vuela en persecución de Odín.

Cuando los dioses se percatan de la persecución, disponen de varias vasijas al borde de la fortaleza. Odín llega campante a su morada antes que Suttungr le diera alcance, y regurgitando, llenó los contenedores del preciado hidromiel. Sin embargo, mientras lo hacía, Suttungr lo alcanza por breves instantes, y en la conmoción, algunas gotas caen de su recto a Midgard, el mundo de la humanidad. Estas gotas son la fuente de inspiración de poetas y eruditos mediocres. Pero los verdaderos poetas, los verdaderos eruditos, son aquellos de quienes Odín les concede trago de hidromiel personalmente.

Miel de Poesia Cuerno Hidromiel Colombia-min

Pueblos Germanos:

A los Nórdicos les encantaba beber bebidas alcohólicas, no solo elaboraban su propio hidromiel o cerveza vikinga, sino que también importaban vinos de zonas como Francia. El hidromiel no era económico o de fácil producción, y tampoco de consumo cotidiano por las razones anteriores. Para el ciudadano promedio el hidromiel solo fuera para consumida en ocasiones especiales como rituales y fiestas.

A menudo se representan a los vikingos con cuernos para beber rebosantes de hidromiel, y si bien se han encontrado numerosos cuernos para beber en toda Escandinavia, confirmando esa imagen. Beber de cuernos definitivamente no era algo que todos hicieran, ni era algo que todos pudieran permitirse hacer.

Es difícil determinar cuántas personas usaban cuernos para beber en la era vikinga, y si era algo que todos hacían o algo que estaba reservado para aquellos con un alto estatus en sus sociedades, o tal vez incluso solo para uso ritual.

Se han encontrado cuernos para beber ornamentados con plata y oro, y cuernos para beber sencillos, pulidos con poca o ninguna decoración.

Como se describe anteriormente, el hidromiel era fundamental para eventos de gran relevancia cultural, era de vital importancia para los “vikingos” estar en buenos términos con los dioses. Para asegurarse de que este fuera el caso, practicaban sacrificios conocidos como “blót”. El blót era un intercambio, en el que se sacrificaban a los dioses para obtener algo a cambio. Por ejemplo, esto podría ser la buena voluntad de los dioses con respecto al clima (solsticios), la fertilidad o la suerte en la batalla. Los animales sacrificados junto con las bebidas alcohólicas eran bendecidas y consumidas por todos los asistentes de la celebración.

Tipos de Hidromiel: ¿A que sabe?

Hidromiel de poesia tipos de hidromiel-min

Resumir, o describir el sabor del Hidromiel es una difícil labor. El hidromiel cuenta con un sabor único y particular gracias a la fermentación de la miel, y dependiendo de los ingredientes con que se le fabrique, puede tener un sabor que recuerde un vino de frutas, vino blanco, una cidra fuerte y puede ser dulce, seca, o un intermedio de estas dos.

Así mismo, el hidromiel amplifica las cualidades de la miel con la que sea elaborada, con lo cual puede variar de región en región, dando tonalidades florales, o incluso recordando un sabor a las tierras del cultivo de donde provino el polen en un primer momento.

Una de las muchas razones por las que el hidromiel es una bebida tan interesante es su versatilidad. El hidromiel puede ser dulce o seco, oscuro o claro, contener solo miel o incluir varios ingredientes diferentes. Puede ser bajo en alcohol y carbonatados, o altos en alcohol y sin gas. Los fabricantes de hidromiel han estado experimentando con recetas de hidromiel durante milenios, con muchos resultados sabrosos y algunos sorprendentes.

Debido a la gran cantidad de ingredientes que se pueden usar al preparar el hidromiel, hay muchos términos y denominaciones. Por ejemplo, si bien la cerveza se clasifica principalmente por estilo y el vino por tipo de uva y denominación (es decir, dónde se cultivan las uvas), el hidromiel se clasifica principalmente por los ingredientes que contiene, la cantidad de alcohol y el nivel de azúcar residual. Esto da lugar a una extensa jerga, pero, así como el hidromiel, preferimos hacer una clasificación simple, una división de dos tipos distintos de preparación, fuera de su forma clásica de agua-miel:

Melomel (Hidromiel de Frutos):

La primera distinción que podemos hacer es categorizar nuestro hidromiel por los ingredientes que contienidos. Si un hidromiel contiene frutas además de la base de miel y agua, el término técnico para este hidromiel de frutas es Melomel. Los Melomel se pueden hacer con una variedad, debido al contenido de frutas, tienden a tener un gran sabor.

Miel de Poesía es hidromiel elaborada por la fermentación de manzanas y miel, este tipo de Melomel es conocida popularmente como Cyser. Cuando la miel se fermenta, se muestra más en un final suave y perfumado que se vuelve como el brandy en su maduración.

Hippocras (Especiados):

Tradicionalmente una bebida hecha a base de vino mezclado con azúcar y especias, popular en el imperio romano y también contemplado como medicinal en la edad media. En el caso del hidromiel también pueden ser especiados, en incluso presentarse como mezclas con Melomel.

Propiedades del Hidromiel: ¿Es Saludable?

El Hidromiel ha sido asociado con salud, vitalidad por las culturas antiguas. Como bien se mostró anteriormente, se le reverenciaba como bebida de altos conocimientos, e incluso era llamada “la bebida de los Dioses”, como se le menciona en las mitologías Griegas.

Bajo estándares modernos no es claro si esta es o no un hecho, pero muchos son los que creen que el hidromiel posee grandes beneficios a la salud, mayormente debido a su ingrediente estrella: la miel. Poseedora de cualidades antioxidantes y antimicrobianas, permite cabida a la especulación.

Pero más importante aún, aquellos que con aguzado gusto tenemos por esta bebida de vikingos, podemos afirmar con toda confianza, que a diferencia de otras innumerables bebidas alcohólicas y espirituosas, el hidromiel no produce resaca, y su bebida es amena y de largo disfrute, siendo más una bebida de apreciación, contemplación y disfrute con una charla, un libro, y sea a luz de sol o luna. Con lo cual este su autor, se atreve a afirmar que si tiene beneficios, no solo de salud, sino de mente y espíritu.

MielDePoesia.com - Todo Acerca de la Hidromiel de los Vikingos - Propiedades miel de abejas saludable

El hidromiel, como es bien sabido, para poder llegar a estados alcohólicos, debe pasar por un proceso de fermentación. Este proceso en sí mismo puede ser un beneficioso para la salud dada la riqueza en microorganismos probióticos.

Pero como toda bebida de carácter alcohólico, y respetando las tradiciones que esta envuelve, se recomienda ser consumida con moderación, y que su consumo sea por el disfrute, y no por la embriaguez que esta pueda proveer.

Tan solo sabe el que mucho viajó
y ha marchado mucho,
con qué juicio rige cada uno
que es sabio y sapiente.

19 Se contenga con la jarra, se modere con el hidromiel,
hable si es preciso, o calle;
de torpeza nadie te acusará
si vas pronto a dormir.

 

Hávamál – Los versos de Odín

¿Dónde comprar Hidromiel?

Comprar Hidromiel en Colombia, o Latinoamérica en general, no es fácil. Los productores nos contamos con los dedos de las manos, sobrando la mayoría de ellos.

Miel de Poesía ofrece Aguamiel de la más alta calidad con ingredientes 100% de nuestras tierras colombianas. Elaborado meticulosamente y con el mayor de los respetos a la antigua tradición.

De momento contamos con nuestra presentación Cyser original, pero con tiempo, y la constante exploración, ampliaremos nuestra carta de productos, para ofrecer una experiencia exclusiva de centurias de antigüedad.

Sin embargo, si se desea beber las tantas variedades de la bebida vikinga, se tendría que importar, la mayoría de las marcas reconocidas, se encuentran en el continente Europeo, y si se quiere adquirir paladar por la bebida, lo mejor es darse a la aventura importando el añorado elixir.

MieldePoesia.com - donde comprar hidromiel de vikingos