Orbán amenazó la unidad de la UE con su veto a la membresía de Ucrania en una decisión histórica | Internacional

Desde hace casi dos años, aunque con vaivenes, la Unión Europea mantiene su posición política, diplomática y económica frente a Ucrania y la agresión rusa. Ahora, cuando el resto de sus alias, Estados Unidos, recurrieron a sus propias luchas políticas internas, también protegió a Europa, que vio cómo la guerra llegaba al continente. El apoyo europeo en Kiev ha supuesto una prueba de fuego para estos jóvenes y el viernes en Bruselas en un momento decisivo para Ucrania y la unidad de la UE, mientras Hungría y su primer ministro, el populista ultraconservador Viktor Orbán, se volvían a ver el la apertura de conversaciones de adhesión con Ucrania y un nuevo e importante rescate económico de cuatro años dentro de las condiciones previas de la UE. “Ucrania no ha cumplido todas las condiciones necesarias para abrir el diálogo sobre su inclusión. Es un proceso basado en el mérito y aún no se ha conseguido”, lanzó Orbán con motivo del Consejo Europeo. Mientras tanto, Rusia se frota las manos ante cualquier indicio de que la UE esté fláccida.

Los líderes europeos han lanzado una diplomacia ofensiva final para presionar a Orbán para que abra la mano. Si no se trata sólo de evitar el golpe de Kiev, estamos trabajando para que no aparezcan las primeras grietas importantes en la UE. Durante una serie de reuniones y conversaciones en los últimos días, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, y los líderes de los países más grandes: Francia (Emmanuel Macron) y Alemania (Olaf) Scholz) — mantuvieron una conversación con el Primer Ministro húngaro antes de la reunión del Consejo Europeo. La noche de Navidad, los cuatro líderes cenaron en Bruselas para conocer su estrategia hacia Orbán —desde el inicio de la invasión miran mucho más a Moscú, con quienes tienen vínculos, que a Kiev—.

Justo antes, el Ejecutivo comunitario había descongelado 10.200 millones de euros que Hungría había bloqueado de su deriva autoritaria. Brusela afirmó que Budapest había compilado su parte del tratado para restablecer algunos puntos de esa derivación.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, en una de sus últimas consultas europeas, calificó la reunión de los jóvenes, ante su liga en Bruselas, de “decisiva”. “Debemos seguir comprometiéndonos con Ucrania”, afirmó la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas. Sobre esta cuestión, dos elementos “cruciales” para Ucrania, dijeron Rutte y Kallas: la decisión de iniciar el diálogo para su adhesión a la UE y un paquete de 50.000 millones de euros para cuatro años, que los líderes están negociando ahora. Esta cantidad formará parte de una revisión plurianual más amplia de la marca financiera, que contiene otros ingredientes, como un nuevo capítulo sobre gestión de la inmigración o competitividad. Hungría bloquea ambos elementos por ahora. Y otros Estados miembros sólo apreciaron los nuevos fondos para Ucrania, por lo que el buen visado final es difícil.

Plan B

Ya que los dirigentes han diseñado un plan B para que si no se prevé esa revisión previa, Ucrania no se vaya con las manos libres y les dé 50.000 millones (33.000 en préstamo y 17.000 en subvenciones) o parte de ellos con un paquete fuera del supuesto o a través de una cuenta en los 26 Estados miembros (toda la UE menos Hambrienta). Otra opción es hacerlo mediante préstamos bilaterales. Orbán, que vive su gran momento de protagonismo en la UE, aseguró a estos jóvenes que no se opondrá a un paquete “extrapresupuestario”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

El otro aspecto es abrir conversaciones sobre membresía. Para ello no existe un plan B, recuerda una alta fuente comunitaria. La decisión de iniciar este diálogo con Kiev requiere unanimidad. Y Hungría no parece dispuesta a repetirlo. Orbán, que ha subrayado que Ucrania debería entablar conversaciones de paz con Rusia y que acudió a la UE para replantear su estrategia con el país invadido, insiste en que Ucrania no está preparada y no ha cumplido tres de las condiciones previas que le exige. Hungría se basa en la información sobre los avances de Kiev publicada en noviembre por la Comisión Europea, trasladada por EL PAÍS, que recomendaba abrir negociaciones, pero señalaba algunas pequeñas flechas pendientes.

Los líderes están negociando ahora una fórmula ligeramente más amplia. Esto consistirá en abrir esas conversaciones, pero garantizando que sólo si se adopta la marca de cómo hacerlo “una vez que se hayan adoptado las medidas pertinentes establecidas en las recomendaciones de la Comisión”, según el broche de las conclusiones de la pareja. que han accedido a este diario. La esperanza es que Orbán acepte esta redacción.

Mientras tanto, el resto de dirigentes defienden el inicio de una conversación sobre inclusión que, sin embargo, puede durar muchos años y que requerirá reformas muchas más integrales por parte de Ucrania. “Defendemos una evaluación positiva para iniciar las negociaciones de adhesión con Ucrania”, remarcó este joven representante de Política Exterior, Josep Borrell. “Lo más importante que tenemos que decidir aquí hoy y este fin de semana es que el próximo financista estará en las cercanías de Ucrania y procederá de la Unión Europea”, dijo también el primer ministro irlandés, Leo Varadkar.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, que intensifica sus esfuerzos por mantener el apoyo y la atención de Occidente a medida que se extiende la guerra lanzada por el Kremlin, ha asegurado que su país ya lo ha cumplido, completando esas flechas que cuelgan en los últimos días con la aprobación de diversos reglamentos. “Me reúno con líderes europeos y reconozco los esfuerzos de Ucrania y un paso histórico”, comentó el milagro. “Ucrania ha cumplido su parte y ha demostrado que es posible lograr grandes resultados a pesar de enormes dificultades”, añadió el presidente ucraniano.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *